LA CRÍTICA


                    “ABUELOS”

(LA ZANAHORIA GIGANTE)

Espectáculo Teatral de Cuentacuentos, títeres y un poco de juegos malabares por Sandra Prim y Mario Caballero.

Magnifico espectáculo a cargo de una pareja de excelentes actores.

“ABUELOS”, es un admirable y todos los demás adjetivos posibles en  una sobria y, al mismo tiempo,brillante puesta en escena de una pareja de actores que interpretan con un poder de persuasión poco corriente, haciendo creíble todo cuanto sucede en el escenario desde el instante mismo de una  bella y precisa introducción hasta el final.

La original manera o forma de contar o narrar, interpretar y persuadir a los espectadores – desde los más pequeños, hasta los más viejos, como yo, con más de mis ochenta inviernos, pasado por todo el gran intermedio de primaveras, veranos y otoños que formamos la existencia humana …-- Sin darnos cuenta fuimos atrapados, cautivados por el verdadero arte de la interpretación a formar parte del Espectáculo:  consiguiendo que surja, sin saber ni como, ni cuando, ni por qué la maravillosa “Magia Teatral” donde se funden  realidad y fantasía.

Literatura. Algunos cuentos… y la realidad que sienten , en ese momento los actores, esa fantasía, la que viven de tal manera, llegando a creerse como una realidad, y, lo más importante, conseguir transmitir esas sensaciones, esos sentimientos a los espectadores, y ahí, en ese preciso momento surge el ”Duende Teatral” que nadie sabe en qué consiste…porque como sentimiento que és, es una fuerza que brota de lo más hondo de uno…Imposible de verlo, poder definirlo, palparlo, se nos escapa como el agua entre los   dedos de las manos…algo superior a nuestra razón humana. Sencilla y simplemente la maravillosa simbiosis “actor-espectador” que se produce con la fuerza y potencia de un rayo de una descarga eléctrica.

Con el simple bagaje de unos cuentos, unos títeres perfectamente manipulados por los únicos actores, Sandra y  Mario o Mario y Sandra, como ocurrió con los Reyes Católicos, “Tanto monta, monta tanto Isabel como Fernando”. Unos sencillos juegos de malabares ejecutados con destreza y dominio,  consiguen crear un magnifico espectáculo desde el principio hasta  la conclusión del mismo manteniendo la atención constante y aumentando incluso el interés de todos los espectadores sabiendo dominar los tiempos, las pausas, los silencios, los ritmos y conduciendo con gran maestría el espectáculo al clímax final. Yo diría que perfecto.

Un gran espectáculo. Un precioso trabajo. Una gran labor de investigación, de búsqueda y ensayos… y al fin un “GRAN ÉXITO”.

Os admiro muchísimo. Sois  humildes, auténticos y maravilloso actores. Muy buenos y magníficos creadores. Que precioso espectáculo habéis creado. 

Cada año me sorprendéis y os admiro más.

Estoy seguro, que con una sola representación que he visto. Al aire libre. En pleno día, sin efectos  luminotécnicos y posibles efectos escénicos… se me habrán escapado detalles dignos de elogio.

Acudí a vuestra representación acompañado de dos de vuestras grandes admiradoras, Viky y Bertha, que desde muy pequeñitas son verdaderas fans vuestras. Hoy  ya tienen trece y diez años respectivamente y son verdaderas aficionadas al teatro.

 Este es vuestro camino, no lo abandonéis…Seguid  hacia adelante por el bien de los pequeños y de los que ya no lo son.

 Yo, con vuestro espectáculo he vuelto a revivir mi infancia, aunque, solo haya sido por unos momentos.  ¡Gracias por lo que ofrecéis a vuestros espectadores!

“Abuelos” merece ser visto no solo por todos los niños de España sino del Mundo.

Gracias, muchas gracias. Sinceramente.  
 

F. Gómez Valdivielso                                                  

Actor y Director de Teatro